martes, 1 de abril de 2014

Carrizo de la pampa, plumeros (Cortaderia selloana)

Carrizo de la pampa, plumeros
Cortaderia selloana (Schult. & Schult. f.) Asch. & Graebn.
Entorno Charca de Suàrez, Motril (1-02-2012)
En el Parque de los Pueblos de América, Motril (25-08-2012)
Fotos Pepe Marín 

Reino: Plantae
División: Spermarophyta
Subdivisión: Magnoliophyta (Angiospermae)
Clase: Liliopsida (Monocotyledones)
Orden: Poales
Familia: Poaceae (Gramineae)
Género: Cortaderia
Especie: Cortaderia selloana

Incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (Real Decreto 1628/2011)

Planta cespitosa dioica que se cultiva como ornamental. Sus fuertes y recios tallos pueden llegar a medir hasta 3 o incluso 4 m. de altura, disponiéndose las hojas en los 2/3 basales del mismo.

hojas de entre 1-3 m. de largo y entre 1 y 2 cm. de ancho,  color verde o verde azulado, margen ligeramente serrado, contienen granos se sílice que las hacen muy cortantes.

flores agrupadas en inflorescencias en gran panícula, de entre 30-100 cm. de longitud, blancas o rosadas.  Espiguillas con entre 2 y 6 flores. Glumas, lanceoladas, son desiguales y membranosas, con un nervio conspicuo, la lema membranosa, pelosa, con 3 nervios y una arista terminal.

fruto cariópside.

hábitat zonas subhúmedas o semiáridas. Naturalizada en lugares abiertos, soleados, con aportes de humedad, tales como depresiones, orillas de ríos, márgenes superiores de estuarios y marismas, sistemas dunares, y sobre todo en zonas alteradas por la acción del hombre (carreteras, taludes, escombreras, etc).

distribución originaria de América del Sur (Chile, Brasil y Argentina). En muchos otros lugares se introdujo como ornamental, cultivándose en parque y jardines. También se cultivó para estabilizar suelos arenosos como dunas o taludes o crear barreras frente al viento, lo que facilitó su naturalización, compitiendo fuertemente con plantas autóctonas. En la Península Ibérica fue introducida como ornamental en el Siglo XVIII y citada por primera vez como asilvestrada en la bahía de Santander. En los últimos años ha tenido un expectacular aumento en la Cornisa Asturias, Cantabria ,Cataluña y País Vasco. En el resto de España es muy abundante en Canarias, aparece de modo disperso por Cataluña y más puntualmente en el Mediterráneo

impactos modifica el paisaje y compite con especies autóctonas de los ecosistemas que invade, donde modifica la disponibilidad de los recursos hídricos. Sus grandes macollas desplazan a especies autóctonas. (de Ministerio Medio Ambiente, Medio Rural y Marino).

No hay comentarios:

Publicar un comentario