jueves, 26 de noviembre de 2015

Palomillas, sangre de Cristo, zapaticos del niño Jesús (Fumaria officinalis)

Palomillas, sangre de Cristo, zapaticos del niño Jesús
Fumaria officinalis Linnaeus, 1.753
En el Alcornocal de Lújar (7-05-2008). Fotos AGMaldonado

Reino: Plantae 
División: Spermarophyta
Subdivisión: Magnoliophyta (Angiospermae)
Clase: Magnoliopsida (Dicotyledones)
Orden: Ranunculales 
Familia: Fumariaceae
Género: Fumaria
Especie: Fumaria officinalis

Planta herbácea de entre 15–80 cm. de tamaño, suberecta o decumbente, ramificada, glabra, glauca.

hojas alternas, 2–4–pinnatisectas; últimas divisiones linear–oblongas, elípticas u oblanceoladas. 

flores en inflorescencias racemosas, subsésiles o con pedúnculos cortos, con (10)14–45 flores. Cada flor  zigomorfa, hermafrodita; brácteas de mitad de largas a tan largas como los pedicelos, éstos patentes o erecto–patentes. Cáliz con 2 sépalos libres, petaloideos, dentados. Corola con 4 pétalos libres, rosados; el superior externo espolonado, de ápice más oscuro; los internos con una mancha púrpura apical. Androceo con 2 estambres, cada uno con 3 anteras. Gineceo con ovario súpero. 

frutos aquenios subglobosos u ovoideos, a menudo más anchos que largos, a veces apiculados, no aquillados, rugulosos.

habitat bordes de caminos, campos de cultivo o abandonados. 

distribución Europa, Norte de África, Asia, Macaronesia (Canarias). Introducida y naturalizada en América.

utilidades contiene principios químicos (alcaloides, ácidos, flavonoides, mucílagos, potasio, ...) que le confieren propiedades medicinales como depurativa, diurética, emoliente (ablanda y acelera curación furúculos, llagas y abcesos), usada contra la sequedad ocular, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario